Qué es el fundraising y cómo funciona

Tabla de Contenidos

Tabla de Contenidos

Una vez más para ser capaces de entender qué es el fundraising debemos olvidar o al menos apartar por un momento casi todo lo que hemos leído previamente.

Toda empresa, organización… pública o privada necesita fondos, caja, capital, dinero… para poder empezar una actividad o iniciativa. Capital bien para pagar a personas que quieran dedicar su tiempo en el proyecto o cualquier otro tipo de recursos necesario con el fin de ofrecer un producto o servicio.

Sin estos recursos no existiría nada o prácticamente nada de lo que conocemos hoy en día. Apple ha captado fondos por importe de más de 6 billones de dólares, Wallbox casi 170 millones de dólares, Flywire más de 300 millones de dólares… y así podríamos continuar con una lista casi sin fin.

En este artículo nos vamos a centrar en el fundraising vinculado con empresas privadas, esencialmente proyectos digitales y tecnológicos, algunos de los que más demandan de fondos por sus características y necesidad de crecer en un mercado concreto.

Qué es el fundraising exactamente

El fundraising es el proceso por el que las compañías privadas captan recursos, fondos para poder crear, escalar, crecer un proyecto concreto. Todo proyecto requiere de recursos para poder llevar a cabo una actividad y es un proceso por el que casi toda startup pasará en un momento u otro de su ciclo de vida.

Dentro del fundraising tenemos distintas tipologías de recursos en función de las obligaciones que se generan por dichos la obtención de dichos recursos:

  • Recursos de capital: se obtienen recursos (luego veremos las tipologías de recursos) a cambio de un % de la compañía, participaciones/acciones.
  • Deuda: se obtienen recursos a cambio de la obligación de devolver dicho capital junto con unos intereses pactados.
  • Subvenciones/Ayudas: su característica esencial es que son recursos donde no hay una obligación de devolución ni contraprestación (como los recursos de capital).

Algo característico dentro de qué es el fundraising es el hecho de que no todos los recursos tienen porqué ser monetarios. Como hemos indicado el fundraising es la captación de recursos y estos recursos pueden ser de tipo:

  • Monetarios (€) – equity: esto implica que a cambio del capital (€) se emitirán participaciones, es decir, un % de la compañía.
  • Publicidad – media for equity: implica que a cambio de publicidad, apariciones en medios se emitirán nuevas participaciones, es decir, un % de la compañía. Es muy común en empresas de medios, como fue el caso de Wallapop y atresmedia, el Grupo Godó y Grupo Zeta.
  • Horas de personas – resources for equity: implica que a cambio de recursos/personal se emitirán nuevas participaciones, es decir, un % de la compañía. Es algo muy común en el caso de grandes corporates cuando invierten en startups, ofrecen horas de su personal a cambio de dicho % en la startup.
  • Tecnología – tech for equity: implica que a cambio de tecnología concreta se emitirán nuevas participaciones, es decir, un % de la compañía. Algo cada vez más visto, en el que empresas de tecnología crean tecnologías para proyectos a cambio de eses %.

Con esto también queremos decir que, el fundraising no es solo captar dinero metálico (€) sino cualquier tipo de recurso que sea necesario o estratégico para la compañía, dando a cambio (típicamente) un % de la compañía o del proyecto en cuestión.

El fundraising no es un proceso sencillo y requiere de mucho tiempo y preparación. En el caso de las compañías tecnológicos hablamos de que el proceso de fundraising suele durar entre 6 y 9 meses. Este proceso requiere de una preparación para ser capaces de cerrar dicho proceso de fundraising con éxito. Para ello lo mejor es hacerlo preparado, por eso te recomendamos que eches un vistazo a nuestros programas.

Cómo se dice fundraising en español

Más allá de saber qué es el fundraising debemos entender de dónde viene la terminología fundraising en sí. La palabra viene del inglés y es una combinación de dos términos:

  • “fund”: la traducción directa sería “fondos”
  • “raising”: la traducción directa sería “levantar”, “captar”

Por lo que estamos hablando de levantar o captar fondos. La captación de fondos es la traducción perfecta para fundraising. La propia traducción ya nos dice qué es el fundraising pero como estamos viendo hay mucho más detalle, complejidad y posibilidades de lo igual uno pudiera haber pensado inicialmente.

Pasos para crear un plan de captación de fondos exitoso

Hemos comentado que el proceso de fundraising nunca será fácil ni rápido, aunque haya cosas que ayuden o agilicen el proceso (como nuestro programa Prepara tu Ronda de Inversión), y que los seis meses nadie te los quitará pero sí hay un plan que siempre se debería seguir con el fin de no perder el rumbo y especialmente de saber cuál es el camino.

  1. Definir un plan de ruta de la compañía: esto SIEMPRE debería ir por delante de todo. Debemos definir qué se quiere conseguir y cuál es la estrategia de la compañía, cuál es el plan para poder alcanzarlo.
  2. Definir los recursos necesarios: el segundo paso en el proceso de fundraising consiste en definir qué recursos hacen falta para construir el plan marcado en el primer punto. Aquí la clave es tratar de ser lo más eficientes posibles en relación a cómo conseguir los objetivos/el plan marcado.
  3. Estar bien preparado: y aquí hablamos tanto mentalmente como de formación. Puedes echarle un vistazo a nuestro programa, donde te preparamos en solo 6 semanas, maximizando así tus probabilidades de cerrar una ronda de inversión con éxito.
  4. Definir tiempos y necesidades: ahora que ya sabemos qué queremos conseguir y qué recursos hacen falta debemos de entender cuánto tiempo tiene la compañía (runway) para cerrar captar los recursos, para finalizar con éxito el proceso de fundraising.
  5. Definición de la procedencia idónea de los fondos: hemos visto que los recursos pueden venir de diversas fuentes (inversores, préstamos bancarios, subvenciones…) por lo tanto ahora debemos definir qué procedencia queremos para esos recursos. Cada fuente tiene sus ventajas e inconvenientes, como por ejemplo del capital riesgo.
  6. Estrategia de fundraising: ahora que hemos identificado la procedencia de los fondos para el fundraising debemos definir qué estrategia vamos a seguir, a quién contactar, cómo contactar e importante, definir un plan B en caso de que el camino trazado no funcione.
  7. Elaboración de documentación: independientemente del camino que sigamos, todos necesitarán cierta documentación para entender el negocio y qué es el lo que se pretende conseguir, típicamente un investors deck, un plan financiero…
  8. Contacto con los agentes de recursos: ahora contactaremos con todos los potenciales socios/agentes que aportarán los fondos.
  9. Alineamiento de fondos/inversores: ahora negociaremos las condiciones de las potenciales ofertas que tengamos, en relación a los recursos solicitados y una vez más, independientemente de la procedencia de dichos fondos. La clave aquí es asegurarse de que los intereses de todos los agentes están totalmente alineados.
  10. Cierre del fundraising: y ahora que ya tenemos las ofertas pasaremos al paso del cierre del fundraising, es decir, la firma de toda la documentación necesaria para recibir los recursos necesarios.

Desde el equipo de Boske hemos cerrado con éxito numerosos procesos de fundraising con diversas procedencias de los fondos y siempre damos dos recomendaciones básicas y que siempre uno debe de tener en cuenta:

  1. Reflexionar durante todo el proceso y pivotar. Durante el proceso de fundraising uno debe de tener los ojos bien abiertos y atender a lo que te digan los diversos agentes para aprender de todo. En función del feedback que vayan dando hay que ir moldeando tanto el discurso como la estrategia de fundraising.
  2. No descuidar el negocio. El proceso de fundraising es muy intenso y requiere de muchas horas. Es por ello que es muy fácil focalizarse en exceso en ello y descuidar la actividad propia de la empresa y esto es precisamente lo que NO tenemos que hacer.
Scroll al inicio