Diferencias entre Private Equity y Venture Capital

Tabla de Contenidos

Tabla de Contenidos

Los fondos de private equity y venture capital tienen un objetivo concreto y es el de generar una rentabilidad al capital invertido, al igual que cualquier otro tipo de fondo durante un plazo determinado, típicamente 10 años.

Se trata de un activo financiero para los que invierten en esto fondos (los Limited Partners) y un instrumento financiero para los que reciben dicho capital en formato de inversión (las empresas).

Las diferencias entre ambos instrumentos son significativas, aunque ambas giren en torno a la generación de una rentabilidad, algo evidente puesto que es el objetivo principal de esta actividad y principal punto en común entre el private equity venture capital.

Veremos qué es el private equity, el venture capital y cuáles son las diferencias esenciales entre private equity y venture capital. Dicho esto, es interesante entender qué es y cómo funciona el venture capital.

Qué es el private equity

El private equity es un activo financiero que invierte en empresas que se encuentran en las fases de crecimiento y madurez dentro del ciclo de vida de una compañía. Invierten en empresas donde el riesgo de “default” (de cierre) es reducido.

Esta tipología de fondos típicamente adquiere una posición de una empresa, es decir, no se ejecuta a través de una ampliación de capital sino que hay una compra venta de participaciones existentes (no se emiten nuevas).

El objetivo de un fondo de private equity es el de generar rentabilidad a su capital invertido. Esperan poder generar un múltiplo de 3x a cada una de sus inversiones, es decir, que si compran un 50% de una empresa a valoración 100M€ (pagan 50M€), esperan vender ese 50% (a otro fondo o a través de una IPO) a valoración 300M€ y por lo tanto obtener 150M€. En términos porcentuales, necesitan generar una rentabilidad sobre su fondo de entre el 15 y el 20% anual, la TIR.

Esta es también una de las principales vías de desinversión (exit) para los fondos de venture capital. Los fondos de venture capital entran en etapas tempranas de inversión, típicamente antes de la entrada de los fondos de private equity y representan una de las maneras que tienen los fondos de VC de desinvertir sus posiciones en compañías tecnológicas. Los fondos de PE compran la posición de los fondos de VC.

Qué es el Venture Capital

El venture capital es otro instrumento/activo financiero que tienen las empresas en etapas tempranas para financiar su actividad, y un activo financiero por parte de los Limited Partners de obtener una rentabilidad a su capital.

El fondo de venture capital invierte y entra desde una etapa idea en una startup hasta una fase de crecimiento, aunque donde más se podrá ver es en estas etapas iniciales de una compañía.

Dichos fondos siempre adquirirán posiciones minoritarias en startups, es decir, por debajo del 25% y se realizará a través de una ampliación de capital, es decir, a través de la emisión de nuevas participaciones para que la compañía tenga nuevos recursos para acometer sus nuevos planes.

Los fondos de venture capital tienen objetivos de rentabilidad parecidos a los del private equity, entre el 15 y el 20% pero con una estrategia de inversión muy diferente.

Una cosa en común entre el private equity y el venture capital es el tiempo que tienen típicamente para realizar su actividad; buscar compañías, invertir en ellas y acabar desinvirtiendo (exits). Este plazo suele ser de 10 años.

Diferencias entre private equity y venture capital

Las diferencias entre ambos instrumentos son altas, aunque también tenemos que decir que cada vez se “solapan” más, es es decir, cada vez hay más fondos de private equity que están invirtiendo en compañías tecnológicas y en etapas cada vez más tempranas. Dicho esto, las siguientes diferencias se siguen y seguirán dando:

Estrategia de inversión

Relacionado con esto, al invertir los fondos de venture capital en fases tempranas de una compañía, el potencial crecimiento de estas empresas es mucho más elevado que el de aquellas en las que invierte el private equity. Tiene sentido ¿verdad? Al final no es lo mismo crecer sobre una facturación de 1M€ (en la que invierte el VC) que una de 100M€ (en la que invierte el PE).

Vinculado con el punto anterior, un fondo de venture capital únicamente invertirá en aquellas compañías que puedan generar unos múltiplos superiores a 20x debido al riesgo que tiene invertir en fases tempranas. Por parte del private equity, su objetivo es encontrar compañías que puedan retornar unos múltiplos más “modestos” y esto se debe a que invierten en fases más tardías.

Ya hemos visto antes que el riesgo de que fracase una empresa en una fase temprana es mayor que una en fases más avanzadas, y de ahí la necesidad de buscar mayores rentabilidades por parte del VC en cada una de sus inversiones.

Fases de inversión

Este punto bien puede estar incorporado en el anterior, pero pensamos que tiene autoridad suficiente. Una diferencia entre private equity y venture capital significativa.

Los fondos de private equity invierten en fases maduras y de crecimiento de una compañía, es decir, nunca invierten en fases “early stage” donde sí están los fondos de venture capital.

Sí hay una fase donde confluyen el private equity venture capital y es la fase growth, de crecimiento. Esta es una fase donde anteriormente no estaban dichos fondos de PE pero que ahora sí se están viendo. Este es el caso del fondo de private equity EQT al incorporarse en Freepik, o el caso de Providence Capital entrando en la startup Signturit.

Situación financiera

Los fondos de private equity invierten en compañías donde existe la estabilidad y típicamente están en márgenes EBITDA positivo. Por lo tanto, aunque inviertan en fases growth como hemos visto en el punto anterior, se tienen que dar estas condiciones financieras (algo que era el caso tanto de Freepik como de Signaturit).

En resumidas cuentas, el private equity invierte en empresas con estabilidad financiera, EBITDAs positivos o cercanos a ello y por lo tanto donde las previsiones financieras pueden ser acertadas. En una startup en fase temprana, rara vez se cumple el business plan y busca híper crecimiento.

El venture capital no suele invertir en compañías con EBITDA positivo o que quieran mantenerlo así, al final se buscan crecimientos explosivos y el hecho de tener un EBITDA positivo implica que probablemente se podría haber crecido más.

Involucración

Un fondo de private equity nunca invertirá en un gran número de compañías, algo contrario a los fondos de venture capital. El private equity, por poner un ejemplo, invertirá en 3 compañías, mientras que el fondo de VC entre 15 y 30 compañías.

¿Esto que implica? Básicamente que el equipo del fondo de PE podrá involucrarse en la gestión de la empresa en la que han invertido mientras que el fondo de VC no lo hará, porque no es su intención ni tiene tiempo material como para poder hacerlo, teniendo en cuenta que tiene 25 participadas.

Algo que se suele dar en el private equity es una destitución de la dirección de la empresa en la que han invertido, teniendo un papel muy activo en ella.

En un fondo de VC paso lo contrario, invierten especialmente en el equipo (es una de las principales razones) por lo que no tiene sentido destituirlo. Asimismo, estos tomarán una posición en el Consejo de Administración (o la posibilidad de hacerlo) y ahí es donde se tendrá en cuenta su voz y voto.

Ejemplo práctico

Veamos a través de un ejemplo cuáles serían las características de un fondo de private equity y otro de venture capital, en cuanto a tesis y estrategias de inversión. Aquí podemos ver las principales características y diferencias.

Este sería el caso de un fondo de private equity “común”

  • Tamaño del fondo: 250M€
  • Fase de inversión: Growth (etapa media en growth)
  • Geografía de inversión: España
  • Rentabilidad objetivo por inversión: 3X
  • Rentabilidad objetivo del fondo: 15% de TIR anual
  • Número de participadas: 5
  • Ticket de inversión medio: 30 a 60M€

Y este sería el caso de un fondo de venture capital “común”:

  • Tamaño del fondo: 50M€
  • Fase de inversión: Early stage
  • Geografía de inversión: 60% España y 40% Europa
  • Rentabilidad objetivo por inversión: 20X
  • Rentabilidad objetivo del fondo: 20% de TIR anual
  • Número de participadas: 25
  • Ticket de inversión medio inicial: 500k a 1,5M€
  • % del fondo destinado a follow on: 50%

¿Qué podemos concluir?

Como podemos ver a través de los puntos que hemos comentado aquí, hay muchas similitudes entre el private equity venture capital pero las diferencias también son notorias. La principal conclusión de todo ello es que el venture capital invierte en compañías que busquen y esperen crecimientos explosivos, donde el riesgo es muy elevado y también la posibilidad de los retornos en caso de que lleguen. Por otro lado, el private equity buscan crecimientos, no tan explosivos, y por lo tanto unas rentabilidades más comedidas.

Aún a pesar de que el private equity y el venture capital tengan una fase de inversión en la que confluyen (la de “growth”), las características y objetivos de estas empresas serán diferentes, la estabilidad financiera versus el crecimiento explosivo, que en muchas ocasiones son opuestas.

Scroll al inicio