¿Qué es el Revenue Based Financing?

Tabla de Contenidos

Tabla de Contenidos

Si buscas nuevas formas de financiar tu negocio, te interesará saber lo que es el Revenue Based Financing. ¡Te ayudamos a descubrirlo!

¿En qué consiste en Revenue Based Financing?

Cada vez surgen más maneras en las que una empresa puede financiarse (y menos mal).

Las carencias que hay dentro del sector de la financiación son abismales, especialmente para aquellas empresas que están empezando o que incluso tienen ya 3, 5 años de actividad y se centran en canales digitales.

No hay prácticamente ninguna solución (no dilutiva) creada adhoc para este cada vez más grande nicho del mercado.

¿Quieres saber qué es el Revenue Based Financing? Pues se trata de una alternativa a la financiación tradicional de la deuda y el capital riesgo.

Inicialmente proporcionaba a las empresas financiación para el crecimiento, y ahora ya cubre otro tipo de gastos no directamente vinculados con el crecimiento, por una tarifa plana (el precio, flat fee) que va desde el 6% (pagas el 6% del capital prestado, ya está), y un capital que se puede llegar a desembolsar en 24 horas.

Las empresas devuelven el capital a medida que obtienen ingresos, es decir, está directamente vinculado con dichos ingresos a través de un % determinado, por ejemplo el 10% de los ingresos mensuales.

No hay reembolsos fijos ni intereses compuestos, capital o garantías personales. Ni siquiera se requieren comprobaciones de crédito o planes de negocio.

Es decir, conceden un préstamo para crecer o cubrir gastos (especialmente para crecer) en 24 horas con un precio fijo y una devolución vinculada a los ingresos.

En un principio y entre otras cosas, la gracia de este tipo de financiación es que se adapta a la situación de la compañía.

Al basar la devolución del préstamo en un % de los ingresos, si los ingresos bajan, también lo hará la cuota a devolver (de manera proporcional). Esto implica un menor “ahogamiento” para el cash flow de la startup, especialmente si cuenta con estacionalidad.

Inicialmente el RBF se conocía o llegó a existir con otras características y se llamaba Revenue Based Investing (RBI), el cual existe desde 1980 y sigue existiendo, donde se concedía esta tipología de deuda a través de fondos (al igual que un fondo de VC invierte en equity), nació de la mano de Royalty Capital (UK).

El RBI era un modelo que normalmente sí incluía cláusulas ligadas al capital a través de warrants, opciones…derivados financieros. Ahora se ha cambiado ligeramente su nombre con la irrupción de otros modelos que contienen algunas diferencias, y es RBF, Revenue Based Financing (en vez de Investing), donde no hay ningún tipo de condición ligada al capital (al equity), préstamos al uso.

¿Cuáles son las ventajas del revenue based financing?

Ahora que ya conocemos mejor lo que es el Revenue Based Financing, vamos a detallar las ventajas de este:

  • Financiación no dilutiva (no hay equity cedido por ninguna parte)
  • Respuesta muy rápida con una propuesta adaptada.
  • Devolución basada en los ingresos, si se reducen los ingresos también lo hará de manera proporcional la cuota a pagar.
  • No hay garantías ni avales necesarios (a diferencia de muchos bancos tradicionales).
  • Modelo sencillo de entender con un precio fijo sobre el capital.

¿Cuál es el proceso para el revenue based financing?

En todos los modelos se trata de un proceso en 3 pasos

  1. Te registras en su plataforma (proceso muy sencillo)
  2. Conectas tu pasarela de pagos (Stripe por ejemplo), tus cuentas de Google/Facebook así como en algunos casos tus cuentas bancarias. De esta manera obtienen toda la información necesaria para analizar la empresa y ofrecer una propuesta.
  3. El equipo de la financiera analiza la información y te envía una propuesta formal de financiación normalmente en 24 horas (o te dicen que no cumple son sus requisitos).

Requisitos para financiarse con Revenue Based Financing

Cada compañía tiene sus propios requisitos de cara al público, luego de manera interna trabajan con sus propios algoritmos donde identifican los niveles de riesgo (y también en función de eso algunas plataformas te envían una propuesta con un precio u otro).

Aún así, normalmente los requisitos suelen ser los siguientes:

  • Tener un modelo de negocio de suscripción (SaaS por ejemplo), ecommerce, marketplace o marcas D2C y que sea digital
  • Estar facturando un mínimo de 10k€/mes
  • Tener más de 6 meses de actividad (vendiendo)
  • Ser un modelo basado en crecimiento a través de campañas digitales (Facebook ads, Google ads…), es decir, que la inversión en campañas digitales tenga un impacto directo y positivo en las ventas.

Al final este tipo de compañías nacen con el fin de financiar empresas con modelos que generan recurrencia o donde el impacto en ventas por una mayor inversión/gasto en canales digitales de adquisición sea positivo o muy positivo, de tal forma que se “garantizan” la devolución.

¿Para quién es este tipo de financiación?

Lo idóneo, para aquellas empresas donde la captación es rentable, conocen sus canales, saben como optimizarlos y donde un incremento en el presupuesto de paid marketing no implica un incremento abismal de los costes de captación (CAC) ni un empeoramiento de sus unit economics significativos, es decir, que los márgenes de contribución sigan siendo positivos, y por descontado que el ratio LTV/CAC sea positivo.

Al final, o al principio, casi el 40% de la financiación que reciben los negocios digitales se usa en campañas de marketing digital para conseguir ventas y crecimiento, por lo que no tendría sentido hacerlo con la fuente de financiación más cara, el capital, si tienes otra opción como es el RBF y siempre y cuando tu captación sea rentable y suficiente para tener o alargar el runway (generando caja).

Otra opción también es que este tipo de financiación sea un gran sustituto al Venture Debt, donde hay dilución y los intereses son muchos más elevados que un flat fee del 6% (suelen oscilar en torno al 12%) y que por lo tanto cubra el propósito del Venture Debt, que es actuar como ronda puente.

Es decir, que te catapulte hasta la siguiente ampliación de capital con unas mejores condiciones dado que estás en una situación más aventajada por las inversiones acometidas a través de esta financiación.

Este caso especialmente para aquellas compañías que no generan caja (no son cash flow positive).

¿Y cómo de grande es este mercado?

Según un estudio de Allied Market Research, esta fórmula de financiación movió 901 millones de dólares en 2017 y alcanzará los 42.349 millones en 2027 lo que implica una tasa agregada de crecimiento anual (CAGR) del 61,8% gracias a su implantación en diversos países y el crecimiento en los ya existentes (mayor difusión, conocimiento etc gracias también a la creación de nuevos players).

Luego veremos con ejemplos como es una tipo de financiación donde ya hay players en muchos países a través de todos los continentes.

A fin de cuentas, el RBF viene a cubrir una necesidad no cubierta o mal cubierta, sustituyendo o siendo complementaria a otras fuentes de financiación menos “friendly” como son el Venture Capital el Venture Debt e incluso la financiación bancaria.

Vamos a ver crecer, y mucho, como ya adelanta Allied Market Research este sector.

Empresas de revenue based financing

Como ya tenemos claro lo que es el Revenue Based Financing, nos interesa conocer algunas empresas que lo lleven a cabo:

  • GetRitmo (España) – startup española que financia de 50k a 3M€ para campañas de marketing online e inventario con un flat fee del 6%. Te dan una respuesta en 24h con una propuesta de financiación (o no). Startup que cerró una ronda de 13M€ hace escasas semanas.
  • Uncapped (UK) – startup que financia cualquier modelo (no solo SaaS/ecommerce). Financian de 10k a 5M€, el destino de los fondos puede ir a marketing, inventario y a contrataciones. Un flat fee a partir del 6% (se dice que puede llegar al 10%) y respuesta con propuesta en 24h. El requisito es que la empresa esté facturando mínimo 10k€ al mes con un modelo online y un mínimo de 6 meses de actividad. Cerraron una ronda de 80M de dólares en mayo 2021.
  • Pipe (EEUU) – centrado en compañías con modelo de negocio SaaS, modelos que generan recurrencia donde lo que hacen es adelantar el capital de dichos ingresos. Se trata de un modelo ligeramente distintos al puro RBF. Justo levantaron 250M de dólares a valoración 2Bn de dólares.
  • Capchase (España/EEUU) – en este caso tienen dos productos, uno similar al de Pipe donde financian la recurrencia (te adelantan la recurrencia) y otro donde te financian los gastos (como el modelo de Uncapped o GetRitmo). También cerraron una ronda de 238M€ en junio de 2021.
  • Wayflyer (Irlanda) – financian de 10k a 20M€ y se centran en modelo ecommerce 100%. Funcionan de la misma manera que el resto de competidores, con un flat fee a partir del 6% y unos pagos en % sobre ingresos a convenir. Tienen presencia en Europa y en EEUU. En mayo de 2021 cerraron una ronda de 76M de dólares (su Serie A).
  • Clearco (EEUU) – centrado en ecommerce y SaaS con distintos productos creados, de 10k a 10M y flat fee de 6-12%. También aportan capital para startups en fases tempranas.
  • Outfund (UK) – operan en UK y en España a día de hoy, con intención de financiar 100M€ durante 2021. Ofrecen de 10k a 2M€ con un flat fee a partir del 6% y devolución como un % de los ingresos (la base del RBF). Outfund adquirió durante 2021 a la española Clicfunds (también empresa de RBF) con el fin de iniciar sus operaciones en España.
  • Booste (Polonia) – funciona como todas, centrado en ecommerce con un flat fee del 6% si es para financiar gastos de marketing y un 9% para stock. Financian entre
  • Velocity (India) – Una más, esta vez en India y con el mismo funcionamiento. Financian ecommerce y marcas D2C y unos fees que van del 5 al 8%. ¿Cuál es su propósito?, “We aim to build the future of banking and financial services for new age businesses in India”.

Y la lista sigue y seguirá creciendo durante los próximos meses y años.

Podéis ver algunas compañías más de este sector entrando aquí.

¿Cuál es el propósito final o la visión de estos players y nuevos modelos de financiación?

La clave de estos modelos es: ¿qué diferenciación podrán ofrecer? Al final el capital se convierte en un commodity, una guerra de precios no interesa, parece que todos se han puesto de acuerdo con el 6% (pero ya llegará esa guerra), por lo que… ¿qué queda?

La visión que tienen no se quede en RBF sino en convertirse en los nuevos bancos, las nuevas financieras que inicialmente dan soporte a una parte de las empresas que está quedando desatendida por los bancos y cuya “casi” única manera de financiarse es a través de fondos de VC, empresas digitales y no solo en fases tempranas. Empiezan financiando a compañías que facturan 10k€/mes y evolucionarán de manera conjunta, pudiendo ofrecer soluciones más allá del RBF cuando esa startup ya esté facturando 10M€/mes.

Ya lo estamos viendo con modelos como el de Capchase, donde acaban de sacar un producto nuevo ligado a la financiación de diversas tipologías de gastos más allá de los que generan crecimiento para aliviar el cash flow. Y otros modelos con más experiencia como es el de Kapitus donde ofrecen una diversidad de productos: créditos, factoring, financiación de activos, RBF…

Otros modelos están ofreciendo una suite a sus clientes con analíticas, es decir, invierten en producto más allá del propio capital así como en toda la algoritmia que hay detrás (que nunca se sabe si es real o no…) por lo que apuestan por la tecnología como aspecto diferenciador, dando un conjunto de soluciones adicionales más allá del dinero.

El Revenue Based Financing es una estupenda noticia para todas las empresas, sin lugar a dudas.

Surgirán muchos más players en el sector atraídos por los crecimientos esperados, hablamos de CAGR superior al 60% e implicará muy probablemente una bajada de precios y la búsqueda de la diferenciación en mayor medida.

Veremos como muchos de ellos buscarán sacar nuevos productos para retener y rentabilizar en mayor medida a todos los clientes que capten estas financieras, convirtiéndose así, posiblemente, en los nuevos bancos, o al menos en las nuevas financieras.

Es sin duda un sector muy interesante al que dar seguimiento, especialmente si tienes tu empresa o la financiación así como tener caja suficiente es tu responsabilidad, porque es una alternativa muy buena a las fuentes de financiación existentes.

Scroll al inicio